X
    Categories: FAQ

Todo lo que debes saber sobre las baterías de ion de litio

Las baterías de ion de litio son uno de los componentes cruciales en la fabricación de smartphones y tabletas. Aún así, la tecnología que utilizan no es precisamente nueva. Voltaje de celda, tensión de carga y descarga, sensibilidad a la temperatura o corriente de carga y descarga, son algunos de los conceptos presentes para la generación de energía en casi cualquier tipo de batería. ¿Pero cómo funcionan en concreto las baterías de ion de litio?

La base electro-química de la fuente de voltaje es el litio. En el interior de la batería hay dos electrodos, uno de los cuales almacena el codiciado metal alcalino. Para ser más concretos, el electrodo positivo contiene una estructura en varias capas de óxido de litio. El material activo del electrodo negativo es normalmente de grafito. En muy importante que el acumulador se mantenga seco para que no reaccione con la sal conductora en su interior. Cuando cargamos la batería, los iones de litio fluyen entre el ánodo y el cátodo, alimentando el dispositivo. Cuando la batería se descarga, los iones de litio fluyen de vuelta a su origen. En este contexto, muchas veces encontramos también el término „polímeros de litio“. Este tipo de baterías son una variación de las de ion de litio y mantienen el mismo principio de funcionamiento que estas.

La tecnología de ion de litio, no es solo habitual en las mayoría de los móviles modernos, también está presente en la mayoría de ordenadores portátiles y cámaras de foto digitales actuales. En los últimos años, la ciencia ha puesto especial esfuerzo en aumentar la durabilidad y seguridad de las baterías de ion de litio de gran tamaño. Esta tecnología nos ha ayudado a estar localizables en cualquier lugar y nos permite también tener mayor movilidad, ya que las baterías de ion de litio se utilizan actualmente también en coches eléctricos.

Manipulación adecuada de la batería

Estos pequeños dispositivos acumuladores de energía, necesitan de ciertos cuidados adecuados. Temperaturas muy altas o muy bajas son una de las cosas que peor sienta a su salud. Es especialmente importante evitarlas en el momento de la carga. Echa un ojo de vez en cuando también al estado de carga de la batería. No pongas a cargar tu smartphone durante muchos intervalos cortos de tiempo, e intenta mantener la mayoría del tiempo el porcentaje de batería entre el 30 y el 70%. La humedad, igual que para cualquier otro dispositivo electrónico, es un enemigo a evitar. Intenta mantener el aparato siempre en lugares secos.

Desechos reutilizables

Cuando tu batería haya muerto definitivamente, no te olvides de deshacerte de ella de forma adecuada. El litio, como otros materiales, es una materia prima poderosa que se encuentra en la batería de tu móvil. Cobalto, níquel, aluminio o cobre son otros materiales que, como el litio, resultan muy adecuados para reciclar. Tu vieja batería no debe acabar en la basura de tu casa en ningún caso. Hay contenedores de reciclaje para baterías viejas o defectuosas en cualquier gran tienda de electrónica.

Si necesitas una batería nueva, la puedes encontrar en nuestra tienda. Garantizamos que nuestras baterías están producidas bajo estándares de calidad europeos para ofrecerte, incluso, un mayor rendimiento que la batería original. Toda nuestra producción tiene celdas de aluminio de alta calidad y está protegida contra cortocircuitos, sobrecalentamientos y sobrecargas. Con nuestras baterías tu móvil funcionará de nuevo como el primer día, notarás, incluso, la potencia del flujo de iones.