X
    Categories: FAQ

Errores habituales a la hora de cargar la batería

Aún hay mucha agenda nocturna por delante y tu batería ya está en las últimas. Así que decides cargar el móvil un rato. Después de documentar con unas cuantas Instagram Stories vuestra grandiosa noche, la batería está completamente agotada. No pasa nada, te vas a dormir mientras dejas la batería cargando. Si este comportamiento te resulta familiar, ¡mucho ojo!

Existen un par de consejos a seguir durante el proceso de carga de la batería para cuidarla adecuadamente. ¡Estos son los errores que debes evitar cometer a la hora de cargar tu batería!

1. Cualquier cargador sirve
Estás por ahí y no tienes tu cargador original a mano por lo que usas uno cualquiera que te encuentras. Este comportamiento puede dañar tu batería. Algunos cargadores no tienen un buen aislamiento o presentan fluctuaciones de voltaje. Por eso, resulta recomendable cargar tu smartphone siempre solo con el cargador y el cable originales. Así cargarás tu batería de manera óptima y evitarás que sufra innecesariamente.

2. Carga antes de tiempo o demasiado tarde
¿Aún tienes un 70% de batería pero ya estás buscando el enchufe más cercano? Si este es tu caso, deberías relajarte y esperar un poco antes de conectar tu smartphone a la corriente de nuevo. Enchufar a la red un smartphone con la carga alta repetidamente, daña la batería. Ten un poco de paciencia y espera a que el móvil esté a menos del 30% de su capacidad. En el otro extremo, agotar la energía hasta el final, tampoco es la mejor idea. Lo ideal es esperar para conectarte a la corriente a que la batería de tu smartphone se encuentre entre un 10 y un 30% de su carga. De vez en cuando, puedes agotar la batería del todo para realizar un ciclo completo de carga, siempre que no sea de forma habitual.

3. Cargas irregulares
Las baterías ofrecen un rendimiento óptimo entre el 30 y 70% de su carga. Por ello, es recomendable echar un ojo de vez en cuando al estado de la batería. Si habitualmente conectas tu smartphone a la red más de una vez al día, deberías pensar en economizar el uso de energía o en sustituir tu batería por una nueva.

4. Carga nocturna
Es habitual que al final del día, la batería esté también en las últimas. Aún así, dejar conectado tu smartphone toda la noche no es la mejor idea. Llegada la carga completa, si el teléfono sigue enchufado mucho tiempo, generará demasiado calor. Este sobrecalentamiento empeora aún más si el móvil está colocado encima de una superficie textil que aísla mal el calor, como una cama o almohada. El smartphone necesita un corto periodo de tiempo para cargarse, mucho más corto que las horas de sueño. Cuando la batería está llena, la función de carga para de forma automática hasta que la carga se reduce en un par de porcentajes. Pasado un rato, el móvil vuelve a cargar. Este bucle constante de carga y descarga de manera habitual, disminuye en gran medida la capacidad de la batería. A pesar de ello, gracias al avance de la tecnología, este efecto se da cada vez de forma menos grave en los smartphones modernos.

5. Temperatura de carga
El propio proceso de cargar el móvil genera mucho calor, si además colocamos el aparato en un ambiente con altas temperaturas, el efecto se agrava mucho. Este contexto de carga puede dañar de manera irreparable un smartphone y su batería. La temperatura ambiente ideal para cargar un móvil sin que sufra es de entre 10 y 30 grados. En días de mucho calor, te aconsejamos retirar la funda de tu móvil antes de conectarlo a la red eléctrica. Así se disipará mejor el calor que se genera durante el proceso de carga del smartphone.